A vuelta de correo

relato-correo


Aún le llamo Víctor, tal y como él firma los correos que me escribe, pero los dos sabemos que no es su nombre. La verdad es que a estas alturas se me haría raro llamarle de otra forma, incluso si él reconociera que su verdadero nombre, por el que le conocen sus amigos y familiares, es Jorge. Después de tanto tiempo es un detalle que ha dejado de importarme.

Nos conocimos hace más de diez años a través de internet, no recuerdo exactamente cómo. Yo no buscaba nada en concreto, salvo quizás deshacerme de la soledad que me acechaba recién llegada a la ciudad, y no creo que él anduviera buscando a alguien parecido a mí, pero el caso es que pronto descubrimos que teníamos afinidad y que las horas se nos pasaban volando mientras chateábamos sentados frente al ordenador. 

Entre otras cosas me hacía gracia que fuera tan serio, tan circunspecto, tan puntilloso con el lenguaje, tan exacto para definir las cosas. Aunque compartíamos eso yo era sobre todo guasa y risas, que es para lo que estaba allí, para divertirme, y me encantaba descolocarle, o intentarlo al menos, con mis hipótesis absurdas y mis preguntas alocadas. A él, por su parte, se le daba genial seguirme en algunos juegos que otros ni siquiera entendían. Confieso que me seducía su mucha inteligencia, su curioso sentido de la galantería y las historias increíbles que me contaba en el ejercicio de su profesión. Su vida, los retazos que me confiaba al menos, me parecían tan interesantes como él mismo y poco a poco fuimos adquiriendo la confianza necesaria para vernos en persona.  

Mi vida era y sigue siendo relativamente sencilla: no dependo de nadie en lo económico y no tengo necesidad de ocultar lo que hago o con quién salgo. Ese no era su caso. Un proceso de divorcio siempre abierto y nunca terminado de consumar formaba parte de su paisaje cotidiano permanente. Un hijo y un importante patrimonio inmobiliario compartido con su “media naranja” lo complicaban y lo retrasaban indefinidamente. El caso es que en público siempre se comportaba como si el detective de su futura ex lo estuviera espiando: apenas se permitía alguna sonrisa y, desde luego, jamás llegó ni a rozarme una mano. A mí no me importaba porque no era algo que yo necesitara pero llegué a creer que realmente era así: cordialmente distante, glacialmente educado.

Un día recibió una llamada de teléfono mientras estábamos juntos y con cierto apuro me pidió que le acompañara a casa de una clienta suya. La mujer hablaba en inglés pero alcancé a entender claramente cómo preguntaba por un tal Jorge. Fue entonces cuando supe que me mentía al respecto. Lo dejé correr, igual que el hecho de que nunca me hubiera dado su número de móvil. 

La casa resultó ser algo así como una pequeña mansión a pie de playa. Yo intenté disimular pero sin duda me leyó la sorpresa en la cara cuando abrió con sus propias llaves. “Me ocupo de sus asuntos legales y le doy una vuelta a sus propiedades en España las temporadas que reside en su país. Necesita que le envíe unos documentos”. 

Yo solo había visto casas así en las revistas, pero intenté no parecer intimidada. Me ofreció un refresco mientras le esperaba y acepté; era obvio que conocía bien aquella cocina de ensueño viendo cómo se desenvolvía en ella. Después de dejarme instalada en el sofá del salón se perdió escaleras arriba durante un rato. Cuando bajó ya no era el hombre que yo había conocido hasta ese momento. 

Se sirvió otra tónica con hielo para él y se sentó a mi lado en el sofá. Todo en su lenguaje corporal indicaba relax, confianza, distensión. Así que era eso, necesitaba sentirse a salvo de posibles miradas inconvenientes para ser él mismo. Me pareció triste, especialmente porque yo sería incapaz de semejante grado de contención, pero cada cual tiene sus circunstancias y sabe lo que le conviene.

Disfruté enormemente del nuevo tono de la conversación, de las risas y las bromas, de los leves roces de su mano en mi rodilla sentados sobre aquella tapicería blanquísima. Si hasta ese momento me había parecido divertido lo serio que era, ahora me parecía genial que no lo fuera en absoluto. 

Como no podía ser de otro modo en cierto momento se nos enredaron las miradas, el silencio tomó la palabra y nos besamos. Era una pésima idea por un millón de razones que los dos comprendíamos, pero pudo más la curiosidad que nos había estado rondando en los últimos tiempos como un gato desidioso. Nos dejamos llevar. En nuestra descarga añadiré que ninguno de los dos lo habíamos planeado y que no se repitió.  

Aquella solo fue una de las muchas veces en que nos hemos visto a lo largo de estos años, pero para mí fue la más reveladora.  

Hoy por hoy seguimos en contacto aunque por temporadas desaparezca de mi vida por completo; sabe que no voy a buscarle ni a pedirle explicaciones. Luego, un día, de repente, me escribe de nuevo y me pregunta qué tal estoy y cómo va mi vida. Seguimos donde lo dejamos, como si hubiésemos hablado ayer, y planeamos una nueva cita que a veces tiene lugar y a veces no. Su agenda y su vida son complicadas. 

Sigue casado y sigue firmando sus correos como Víctor.

Julia C. Cambil


Comentarios

  1. No, no se trata del descanso más corto de la historia de este blog. Es solo que el "Tintero de Oro" celebra su última edición de la temporada bajo las normas que le vieron nacer y no quería dejar de formar parte de ello. Es lo menos que puedo hacer después del mucho trabajo e inmensa generosidad de David Rubio para ofrecernos a todos los participantes esta magnífica oportunidad. ¡Larga vida al Tintero! :D

    Un saludo a tod@s

    ResponderEliminar
  2. Las relaciones humanas son como una enciclopedia de las "antiguas", aquellas inmensas y por tomos que recordamos los que nacimos antes de la digitalización del mundo que nos rodea: en cada página que abras encuentras ciento y una definiciones, sistemáticamente recopiladas pero totalmente independientes de las que las rodean. Quiero decir con ello que las vamos a encontrar para todos los gustos, desde las más sencillas a las que son dignas del guión de una novela de Agatha Christie. Y al igual que esas definiciones que mencionaba, cada una tiene su sentido y su propia vida.

    Quienes somos nosotros para judgar la que se establece entre dos personas adultas y voluntarias? Sí, en vuestro mundo común no usa el nombre por el que le conocen los demás ni actúa como lo ven los demás... pero es que los demás no están en vuestro mundo, verdad? ;)

    Gracias por regalarnos otra vez una perla de tu prolífica imaginación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una forma preciosa y bien cimentada de expresar la idea, Santi. Todos somos muchas personas en una y tenemos muchas vidas en la única que se nos concede; lo que les mostramos a unos, no es posible que lo vean ni entiendan otros. Es complicado, pero creo que también muy bonito (seguramente tengo esa percepción porque no me gustan las cosas sencillas jajajaja).

      En el mundo "personal e intransferible" de los protagonistas, rigen unas normas no escritas que son absurdas para los que quedan fuera. No está ni bien ni mal, sencillamente para ellos es así...

      Mil gracias por acercarte y comentar.

      ¡Un besillo de miércoles!

      Eliminar
  3. Un mundo a medida que a nadie incumbe juzgar. Muy buen relato, Julia, casi un fotograma de esa relación. Besos y mucha suerte en el Tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay circunstancias, formas de ser y bagajes que condicionan la forma en que todos nos relacionamos con los demás. Los protagonistas tienen una relación un tanto peculiar, pero si a ellos les aporta algo...

      Me alegro de que ta haya gustado, Marta. ¡Muchas gracias por tus buenos deseos!

      Un beso de miércoles.

      Eliminar
  4. Pues sí, yo pensaba que era el descanso más corto de la historia Julia, jajaja Pero ahora entiendo!
    Con tus relatos me siento siempre como si conociera a alguna chica real a la que le acaba de suceder alguna anécdota y pudiera darle un consejo.
    En este caso le diría a la protagonista que puede seguir manteniendo el contacto con el tal Víctor, o Jorge, pero con el cuidado de no llegar a enamorarse de él ni esperar una relación, ya que es un hombre demasiado complicado y con sus propios problemas o sus "cosas".
    Me ha encantado, Julia. Situaciones como las que nos traes con tus relatos deben de existir a montones.
    Muchas suerte en El Tintero de Oro.
    Un besote, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta eso que me dices, María, porque significa que encuentras cercanas y creíbles a esas chicas con las que te gustaría hablar y decirles algunas cosas. Yo también creo que ella debería de guardarse muy mucho de enamorarse del tal Víctor, pero me parece que a estas alturas lo tiene superado. Sin duda hay algo en cada uno de ellos que atrae al otro, pero guardan prudentemente las distancias del corazón para no tener complicaciones innecesarias. Ojalá siempre tuviéramos tan claro lo que nos conviene y fuéramos capaces de atenernos a ello, verdad?

      Un millón de gracias por leer y por tus buenos deseos, María. Es un gustazo saber que estáis siempre ahí :))

      ¡Besitos a montones!

      Eliminar
  5. En una relación entre dos cínicos, no hay víctimas. ¡Qué conveniente para ambos !
    Le está siendo infiel a sus vacaciones Julia, de ahí la inspiración muy seguramente jajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ¡¡seguro que estás en lo cierto, Fany!! No hay nada como saber lo que no debes hacer para que te entren ganas y como ahora no tocaba escribir... :))

      También aciertas en que no hay víctimas en esta "curiosa" relación. Parece que ya tienen buen cuidado ambos de no "engancharse"... Cínicos o muy cerebrales, no lo sé.

      ¡Gracias por venir!

      Eliminar
  6. Hola Julia. Aquí ando empezando a comentar los relatos de Tintero antes de que me pille el toro. Julia, me ha encantado, de verdad compañera, y mira que es un tema manido, pero nada es nuevo en la literatura, no importa que se hable de la luna, aunque se la haya mencionado un millón de veces, si le das una impronta única. Es el caso.
    Me ha gustado especialmente que termine como termina, me parece todo un acierto.
    Pequeñas cosas corregibles para la limpieza del relato: se podría omitir algún demostrativo, ej: “Los dos sabemos que ése no es su nombre”, primero porque al quitarlo no varía la frase, y segundo porque hay seguidamente una frase con a “estas” alturas.
    Y segundo, algunas palabras terminadas en “mente” cercanas en un párrafo. Ej:
    “Mi vida era y sigue siendo RELATIVA-MENTE sencilla: no dependo ECONOMICA-MENTE de nadie”, hay otros a lo largo del relato, pero al estar sueltos no llaman la atención, aunque ya sabes que siempre es aconsejable no abusar de los adverbios terminados en mente, y son facil-mente ;) sustituíbles por otros vocablos
    Al margen de esto, ya te dije que es un ejercicio que me ha gustado, el tono, la diferencia de caracteres de él y de ella, y como se ha mantenido la difícil relación a pesar de los pesares.

    Suerte en Tintero Julia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holitas, Tara :)

      No sabes cuánto me alegra tu comentario, tanto en lo positivo como en las cosas que son mejorables, ¡muchas gracias!.

      Soy bastante pesadita con los textos, los leo muchas veces antes de publicarlos, los dejo reposar y vuelvo a ellos, incluso los leo en voz alta para detectar cacofonías o frases farragosas. Pues ni aún así había detectado esos adverbios acabados en -mente demasiado cercanos. Eso viene a demostrar que la corrección siempre es posible y que un par de ojos nuevos ven cosas que no ve el autor :))

      Respecto al demostrativo que mencionas, tuve mis dudas sobre si ponerlo o no. Al final me pareció que enfatizaba la idea y lo dejé, pero es más que prescindible, como tú me indicas. Me anoto tus observaciones y te las agradezco un montón. Parece que ya hemos iniciado la nueva sección del Tintero jajajaja.

      ¡¡Un beso enorme también para ti!!

      Eliminar
    2. A mi me pasa lo mismo, Julia. Por mucho que repaso, miro y remito mis historias, siempre hay algo que se me pasa por alto, por eso también agradezco infinito que los ojos de un compañero me lo haga notar.
      Te tengo un gran respeto, como colega de blog, como compañera de letras, y siempre leo con mucha atención todos tus aportes.
      Un abrazo cariñoso y ¡suerte en Tintero Julia!

      Eliminar
    3. Ainssss muchas gracias, guapa. Lo mismo puerdo decirte yo. Además me encanta el buen humor y la energía que te gastas, se percibe claramente en tus comentarios, incluso cuando dices que ya comentarás más tarde :)) Qué importante transmitir siempre buen rollo y qué difícil. A tí se te da de maravilla.

      Codearme con tantos buenos escritores y buenos compañeros en el Tintero ya es tener mucha suerte (aunque claro, si gano algún Tintero mucho mejor jajajaa)

      ¡Un besazo enorme, Isabel!

      Eliminar
  7. Con qué facilidad te has puesto las pilas y con qué destreza nos has vuelto a encandilar con una de tus historias, jeje. Me ha encantado esa expresión tan literaria de "el silencio tomó la palabra". Creo que a esa figura retórica se la llama oximoron, ¿no es así? Usas las palabras con tal meticulosidad y precisión que conviertes cualquier relato en una pequeña joya. Esta historia, además, conlleva muchos claroscuros que sabes muy bien cómo tratar. Ahora solo espero que la suerte te acompañe, pues la gracia en escribir ya lo hace, jeje.
    Un abrazo y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainssss Josep, qué comentario tan bonito, tan cariñoso y tan alentador, ¡muchísimas gracias!

      Para ser sincera no tenía ni idea de lo que es un oximoron, pero ahora ya lo sé (bendito internet) y creo que sí, que era frase encierra uno. Creo que en algún momento debería hacer un cursillo de algo que pusiera nombre a los recursos literarios que uso sin saber jajajaja. Como digo tantas veces yo no tengo formación, soy de ciencias puras, así que escribo "de oídas"...

      Me voy la mar de contenta después de leerte y espero encontrarte en el Tintero con alguno de tus relatos. Es la última edición de la temporada, no podemos perdérnosla, no?

      Un besazo gigante y buen día.

      Eliminar
  8. Jo, te agradezco muchísimo que hayas realizado un paréntesis en tus vacaciones para participar en la última edición de El Tintero de Oro. Sé lo difícil que es cambiar el chip. Un fortísimo abrazo y suerte, Julia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada que agredecer, David. Dicen que se recoge lo que se siembra y tú llevas mucho tiempo sembrando. Ahí lo dejo :)) Además acudo encantada a esta última edición de la temporada, por nada me la perdería. Si el cielo puede esperar, las vacaciones ni te cuento jajajaja.

      Otro súper abrazo para ti y gracias por tus buenos deseos. ¡¡Nos vemos en la gala!!

      Eliminar
  9. ¡Qué bien Julia que El Tintero de Oro te haga descansar de tu descanso! Siempre que te vas te echo de menos...
    Víctor, Jorge, hay quien enamora por su inteligencia. Eso es cierto. Y hay personas que no necesitas ver para saber que están ahí, aunque personalmente soy muy reacia a estas formas nuevas de amistad a las que internet ha abierto la puerta.
    Aunque también creo que a veces es necesario ciertas formas de intimidad que la vida actual no nos permite. Quizá sea el caso.
    Un besazo y feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainssss mi querida Macarena, ¡qué encanto eres! Ya ves, no he vuelto pero no termino de irme, este año no sé a qué carta quedar jajajaja.

      Creo que alguna vez te he comentado que yo tuve una época en la que conocí a mucha gente por internet y que gran parte de mis historias están inspiradas en cosas que me contaron, en experiencias propias o "prestadas". Creo que es un mundillo interesante, son sus propias reglas y que puede aportar mucho igual que puede quitarte. Para mí sigue siendo una fuente de inspiración a pesar de que lo dejé hace siglos. Me llama mucho la atención y lo cierto es aún conservo amigos, reales o virtuales, de aquella época. Es una experiencia más de la vida :))

      Te dejo un montón de besos, ¡muchas gracias por haber venido!

      Eliminar
  10. Hola, Julia: Otro de tus prolijos relatos a partir de vivencias "fuera de serie" que son un ejercicio de apertura y creatividad. Muy buena escritura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holitas, Beba :)

      Me gusta cómo calificas el relato: "ejercicio de apertura y creatividad". Es cierto que para meterse en el mundillo de los contactos por internet hay que tener la mente abierta y aceptar que hay relaciones que nos parecerían imposibles en el mundo convencional. Eso no quiere decir que nos tengan que parecer bien, cada cual tiene sus gustos y necesidades, pero que se dan, eso seguro.

      Me alegro mucho de que te haya gustado, ¡muchas gracias!

      Un abrazo grande, espero verte en el Tintero :))

      Eliminar
  11. Las relaciones virtuales es un tema que se ha desarrollado bastante en los últimos tiempos, porque se han ido incrementando. Le diste tu toque personal y eso me pareció estupendo. Además tu forma fluida de escribir va llevando al lector con interés, sin distracciones. Es de preveer que el final sea ese, sin embargo, me gustó cómo mostraste esa especie de inercia descomprometida que se nota entre los protagonistas. Los dos están cómodos así.
    Tenés un error de tecleo en "A(l) día de hoy seguimos en contacto..."
    Toda la suerte en el Tintero, querida Julia.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, querida Mirella :)

      Es cierto que las relaciones "virtuales" están a la orden del día. A los que ya tenemos cierta edad quizás nos resulten más ajenas, pero la juventud participa de ellas, lo mismo para encontrar amistades que pareja, a diario. A mí el tema me resulta muy interesante porque creo que ofrece muchas posibilidades que serían inexistentes en las relaciones convencionales. El relato de hoy es un ejemplo de ello, o al menos eso pretendía :)

      Gracias por haber llamado mi atención sobre la expresión "A/Al día de hoy", no había reparado en ella siquiera y he estado investigando un poco. Al parecer ambas formas son locuciones que vienen del francés y son desancosejables por redundantes. Te copio lo que he encontrado:

      "Hoy. a(l) día de hoy. Expresión innecesaria de estructura análoga al francés aujourd’hui (‘hoy’), que se ha puesto de moda en los últimos años en el lenguaje periodístico y político-administrativo. Se recomienda emplear en su lugar las locuciones o expresiones tradicionales hoy por hoy, hasta hoy, hasta ahora, hasta este momento, etc.; o, sencillamente, hoy, en el día de hoy, hoy en día, ahora o en la actualidad, según los casos;..."

      Gracias a ti he aprendido algo nuevo hoy, así que un millón de gracias, Mirella.

      Un abrazo enorme también para ti.

      Eliminar
  12. Qué pena, Julia. Me había hecho ilusiones. Me dije "Julia se cansó de su descanso", pero veo que no es así.
    En cualquier caspo, bienvenido sea este relato sencillo, sin grandes giros ni sorpresas; tan solo el relato de una relación un tanto extraña y especial.
    Te honra la lealtad a David y a su tintero.
    Mucha suerte en el concurso y un beso muy grande para que te lleves a tu descanso.
    Hasta muy prontito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede uno cansarse de descansar...? No me lo había planteado, pero a buen seguro que sí (aunque no sea mi caso jajajaja). Eres un sol, Rosa. Septiembre está a la vuelta de la esquina y esta vez prometo que a día 1 estoy aquí otra vez dando guerra. Yo también os hecho de menos y hasta os leo "a escondidas" pero me he puesto a hacer unos cursillos y entre que tengo que estudiar y que mi hermana estará aquí de vacaciones en nada, prefiero aparcar los blogs de momento.

      Respecto al relato, efectivamente esta vez no hay giros ni sorpresas, solo el tranquilo discurrir de una historia entre dos personas. Después de las cosas que había escrito últimamente, más bien fantásticas o truculentas, me ha parecido muy relajante :)

      Un millón de gracias por ser una lectora tan fiel, por tus buenos deseos y por ese besazo que me llevo de mil amores. Otro muy muy cariñoso para ti.

      ¡Hasta prontito, guapa!

      Eliminar
  13. Me alegro Julia que interrumpas tus vacaciones para escribir este relato para el tintero.Como todo lo que escribes me encanta y este relato no va a ser menos. El tema que toca es muy normal entre las redes. La mentira y el disimulo está al orden del día. Yo he tenido mucha suerte con los enlaces que he conocido , han ido todos con la verdad menos la de un individuo que se merece un relato aparte. En este caso no lo he conocido , por el engaño. Pero entre una chica y yo, le ayudamos a su mujer a desenmascarar su trama. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holitas, Mamen

      Veo que tienes experiencia en las relaciones virtuales y que incluso has llegado a traspasar esa línea conociendo en persona a tus contactos. Eso lo tenemos en común :) A mí es un mundillo que me llama mucho la atención y que ha sido mi fuente de inspiración en muchas ocasiones. De hecho me encantaría que escribieras sobre esa historia que mencionas, suena muy interesante y seguro que resulta un buen relato ;)

      Me alegro de que te haya gustado el texto, ¡muchas gracias! Espero verte en el relato también en esta edición.

      ¡Un beso de verano!

      Eliminar

  14. Me encanta que tu fiel participación en El Tintero te haya motivado a regalarnos otro buen relato con esa firma personal que te caracteriza, como lo son tus textos que bucean en el complicado y dispar universo de las relaciones personales y amorosas.

    Estoy de acuerdo acerca de tu visión de este mundo virtual ajeno a la propia realidad, en espacial, cuando lo que se busca es descubrir nuevos alicientes para llenar «vacíos» de soledad y que desemboquen en relaciones amorosas o de contacto físico.
    También me parece lógico que lleguen a darse situaciones contrapuestas, donde por un lado se disfrute de la novedad de lo desconocido, pero por otro se tema que dicha ilusión se esfume en el instante de un encuentro real entre ambos «desconocidos», como en muchos casos suele ocurrir.
    En tu historia todo transcurre dentro de una normalidad bastante complaciente por ambas partes, por lo que no se producen altibajos que puedan destruir la relación y es gracias a la madurez e inteligencia de sus protagonistas, quienes tienen muy claro lo que buscan y lo que quieren.
    Cada uno continuará su particular vida manteniéndose fieles a su secreto pacto, él con su trabajo y su vida de casado, mientras que ella permanecerá atenta a esas citas clandestinas, pero que la ayudan a evadirse por completo de su rutina cotidiana.

    En general me ha gustado tu propuesta para el concurso, de manera que espero que otros compañeros también remen a tu favor en esta difícil tarea de puntuar los textos. ¡Mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holitas, Estrella

      Pues sí, he vuelto para participar en esta última edición del Tintero por esta temporada. David se toma tantas molestias y se lo curra tanto que no merece menos. Y respecto al tema, he escrito últimamente tantas cosas fantásticas y/o truculentas que me apetecía aterrizar otra vez en la vida cotidiana.

      Me encanta, por exacta y acorde a lo que quería expresar con el texto, tu perspectiva del asunto de las relaciones virtuales que traspasan la pantalla del ordenador o el móvil y llegan a hacerse reales. Has mencionado algo muy importante, y es la madurez. En un mundillo donde es fácil hacer uno ilusiones o que se las hagan, intencionadamente o no, mantener el norte y no dejarse arrastrar es vital para no sufrir decepciones. Por otra parte nadie está libre de sufrirlas, pero aún así con cierta madurez ni serán tan grandes ni tardará uno tanto en superarlas. Yo siempre he dicho que no se debe saltar sin red, a ser posible, y ese principio lo he aplicado también a este campo.

      Los protagonistas de la historia encuentran en el otro algún tipo de aliciente, es obvio, pero no encajan en una relación al uso tradicional, así que se la han fabricado a medida. Las cosas pueden cambiar, por supuesto, pero de momento están bien así...

      Te agradezco un montón que hayas venido a leer y tu alentador comentario. Creo que tú también participas, no? Pronto me tendrás en tu "casa" para disfrutar de tu aportación al concurso :))

      ¡Un beso grande y feliz noche!

      Eliminar
  15. Te deseo muchísimo éxito, tu prosa y tu descripción psicológica de los personajes, siempre lo merecen.
    Un abrazo, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainssss un millón de gracias, Noelia :))

      Un besazo enorme, espero que estés teniendo un verano genial.

      Eliminar
  16. Hola Julia. Aquí estoy, leyendo tu última participación en el Tintero de Oro. Una relación de lo más conveniente para los dos, ¿verdad? Me pregunto qué pasará si él llega a divorciarse algún día o si ella encuentra a alguien que le dedique todas sus horas.
    Un relato muy realista y atractivo.
    Mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bruno :)

      Cualquiera de esas posibilidades que mencionas puede suceder, y entonces se podría escribir otro relato con sus reacciones, sentimientos y repercusiones en la relación. Es un "acuerdo" conveniente para ambos, como bien dices, pero yo creo que requiere de un equilibrio emocional enorme para no caer de un lado u otro.

      Mil gracias por venir, por tu generoso comentario y por tus buenos deseos. Espero que nos veamos en el Tintero.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Hola Julia,
    !Bienvenida!
    Llegas con un estupendo relato y nada menos que para la última edición del tintero.
    Tu relato nos muestra un situación que es excitante y nueva. Incluso es deseable si no se tiene la intención de llegar muy lejos, como Víctor, y no requiere de mucho más que el deseo y las ganas de estar ahí en ese momento. Te deseo (aunque sé no la necesitas) mucha suerte en el tintero de oro.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holitas, Yessy!

      Después de escribir varios relatos donde siempre había una muerte o una venganza, esta vez las musas se han apaciguado y me han susurrado esta historia de gente corriente. Bueno, o no tan corriente, je, je. Es cierto lo que dices, la situación es deseable si lo que se obtiene es lo que se busca y nada más. Hasta ahora ninguno de los dos protagonistas han salido dañados, así que el saldo emocional es positivo :)

      He visto que tú también te presentas a esta última edición de la Temporada del Tintero, ¡me alegro mucho! La verdad es que te he echado de menos.

      Gracias por venir y por tus buenos deseos, ¡eres un sol!

      Un beso enorme, ¡nos vemos en la gala del Tintero!

      Eliminar
  19. ¡Hola, mi querida Julia!!
    Sacaste tiempo del descanso para escribir este relato y yo lo saco para leerte, me parece bien jajaja.

    Un tema que desde que salieron las redes sociales ha unido a mucha gente, también lo contrario, pero considero favorable hacer saber que las mismas, sirven para conectar en afinidad sin importar distancia, es algo que me transmites con los protagonistas, bien sean que cada cual tenga su vida privada y acepte la del otro.

    Por otro lado también me ha gustado un toque de reflexión que veo al leer las líneas y supiste dar luz de maravilla; los dos se han quedado estancados como si la vida hubiera detenido esta relación, ha de llegar un momento que las personas han de reaccionar y optar por una salida, en este caso seguirá todo igual al menos que uno de los dos, de un paso decisivo para pasar página. La vida es un abrir y cerrar puertas, creo que ella sería mejor candidata para ello.

    Muy bueno, Julia. Admiro esa facilidad que tienes para hacer una larga historia en tan pocos metros de lineas. Mucha suerte en el concurso, mi linda amiga.
    ¡Un enorme abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que has venido, mi querida Mila. Parece que las dos "hacemos trampas" y nos saltamos las vacaciones de vez en cuando. Mientras sea por buenas causas... jajajaja.

      Las relaciones de personas a través de internet o a partir de ese medio al menos son más cada vez, y tienen sus propias normas, creo yo, que son distintas a las de las relaciones tradicionales. Mis protas han encontrado un camino y lo han hecho suyo, pero está por ver si de largo recorrido y si les lleva a alguna parte positiva.

      Me ha encantado eso que dices de que "la vida es un abrir y cerrar de puertas". Es muy bonito y una estupenda metáfora. Yo también creo que en esa relación alguien terminará por pasar la página definitivamente. Quizás ya están en ello sin darse cuenta.

      Un millón de gracias por haber venido, preciosa, y por tus buenos deseos. Veremos si se cumplen :))

      Un beso del tamaño de la luna para ti.

      Eliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Hey Julia! hace días que no estaba por aquí y llego y te encuentro, eso sí que fue una agradable sorpresa.

    Haces un buen retrato literario de una libertad muy adulta, donde nos dejas ver lo bien que funcionan las cosas sin ese deseo de control y posesión, solo el mero deseo de pasarlo bien en compañia de alguien que te resulta curiosamente serio, pero muy agradable y hasta simpático, cuando están a solas.

    Desde luego ambos están en esa onda de pasarlo bien, sin compromisos ni falsas promesas, y no buscan llegar mas lejos. Le llaman relación superficial, pero es más bien una relación virtual, que se hace ocasionalmente personal.

    Muy buena la manera de llevar la historia. Ah! querida y me encantó que esta vez no hubieran muertes, ja, ja. Y eso que me fascinan las historias macabras.

    Suerte y gracias por esta ñapa de verano. Disfruta la familia y nos leemos a tu regreso.
    Besos querida amiga.

    P.D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Mi queridísima Harolina, qué bueno tenerte aquí!! Y si, en esta ocasión puedes respirar tranquila que no muere nadie, no hay venganzas terribles ni sangre jajajaja. Parece que al fin se han sosegado mis musas :))

      Mencionas algo que es muy frecuente en las relaciones entre personas, y es la posesión. A partir de ahí vienen los celos, el creerse con derechos, la sospecha sobre lo que el otro hace o piensa en realidad, y por ende el sufrimiento. Yo, la verdad, prefiero algo más "superficial" pero más tranquilo. Quizás es que estos personajes del relato son simplemente amigos, aunque muchos piensen que eso no es posible entre hombres y mujeres. Yo creo que hay muchos tipos de relaciones posibles, basta con que dos se presten a ello :))

      Gracias por tus buenos deseos, que sabes mutuos. Ya está muy cerca el momento en que se reuna la familia y procuraré hacer como dices: disfrutar distendidamente.

      Un abrazo largo y apretado, Harolina. Nos leemos en nada y mientras, sé muy feliz. ¡Hasta prontito!

      Eliminar
  22. Ahhhh!,... las relaciones humanas,... quienes somos para juzgarlas cuando existe "mutuo acuerdo"?,... en todo caso a estas alturas de la película creo que ya está todo dicho (eso pasa por coemtar el último jajaja). Como siempre el tempo me ha encantado,... pero esta vez también, si me lo permite, la "limpieza del texto".
    Espero que disfrutes de un largo verano (esta vez sí :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, qué tenemos que decir los demás si dos personas se entienden a su manera y no dañan a nadie. Me alegro de que Norte y yo compartamos ese punto de vista :)
      Me alegro de que te haya gustado el texto, tempo y limpieza incluidas. Y no te preocupes, no eres el último en contestar ni importaría si lo hubieses sido.
      Palabrita que después del concurso me voy jajajaja.
      ¡Feliz verano también para ti!

      Eliminar
  23. Hola Julia, me alegra que hayas dejado un poco aparcado tu merecido descanso para dejarnos este sensacional relato. La verdad es que en las relaciones virtuales se puede encontrar todo tipo de personas y comportamientos y la que nos describes es un fiel retrato de lo que sucede hace ya bastantes años. Es una situación en la que ambos están cómodos y por tanto sus vidas parece que acontecen de la mejor manera para los dos, sin compromisos y con encuentros de vez en cuando para, quizá paliar ese estado de soledad y necesidad de contacto.
    Enhorabuena y mucha suerte con el relato en lo del Tintero.
    Que tengas un muy bonito fin de semana, guapísima!!!
    Abrazos gigantescos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por estar siempre dispuesta a visitarme, Marina. Realmente creo que la ocasión y David bien merecían el esfuerzo de interrumpir momentáneamente las vacaciones :))

      Respecto al relato, confieso que me llaman poderosamente la atención las relaciones humanas en sus múltiples facetas y internet ha venido a añadir variedad al asunto. En ese campo nada está bien o está mal, solo cuenta cómo hace sentir a los protagonistas y si obtienen lo que necesitan. En este caso y por el momento, parece que sí, pero todo puede cambiar...

      Me alegro mucho de que te haya gustado, ¡muy honrada con tu comentario!

      Besitos de colores a la sombra, guapa.

      Eliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  25. Escrito con la elegancia y la sobriedad que te caracterizan, Julia, nos hablas de un encuentro de tantos que se dan hoy en día a través de las redes, una relación extraña donde dos personajes muy distintos y muy iguales a un tiempo comparten retazos de vida a ratos. Bien retratadas en tan poco espacio las personalidades y formas de ser de ambos. Por cierto, aprovecho para aclarar que ese tal Jorge no tienen nada que ver conmigo jaja. Muchas suerte en el Tintero. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que compartir nombre no iguala a las personas, Jorge, ¡sería muy aburrido! Aclaración anotada :))

      Yo tuve mi época de andar "trasteando" por internet y puedo dar fe de que existen relaciones establecidas en ese medio bastante raras, como tú muy bien dices. Es un mundillo que me llama la atención, la verdad, y de ahí que de vez en cuando escriba sobre ello.

      Mil gracias por esos adjetivos que tan generosamente me regalas, Jorge, y por tus buenos deseos. ¡Nos vemos en la gala!

      Un abrazo y feliz comienzo de semana.

      Eliminar
  26. Te felicito Julia por este texto de lectura fluida y de actualidad, mantienes al lector enganchado hasta el final, esperando una solución que no llega, ya que el la historia vuelve a su origen. Este tipo de situaciones se da en muchas ocasiones, lo importante es que ambos sepan hasta donde pueden llegar sin hacerse daño el uno al otro.
    Un abrazo y suerte en el concurso
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Puri, me alegro muchísimo de que el texto te haya parecido interesante. Has hecho una síntesis perfecta de lo que pretendía expresar con esta historia: todo está permitido en las relaciones siempre que sea de mutuo acuerdo y sin hacer daño, al menos adrede. Internet ya forma parte de nuestras vidas y ofrece muchas posibilidades, aunque no a todo el mundo le gusta este medio. Es cuestión de elecciones y necesidades.

      Un abrazo enorme de vuelta para ti. ¡Nos vemos en la gala! :)

      Eliminar
  27. Establecer una relación a través de internet tiene sus riesgos, aunque a la protagonista parece que le fue razonablemente bien. Nos presentas una historia cotidiana, con notable potencia narrativa, a través de la voz melancólica y resignada de una protagonista que, una vez asumido el engaño, decide seguir adelante, demostrando un gran sentido práctico así una envidiable capacidad de adaptación a las cambiantes circunstancias de su , a pesar de todo, ilusionante relación. Todo eso has sabido trasmitirnos, lo cual dice mucho de tu talento literario. Mucha Suerte en El Tintero. Un abrazo, Julia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por amable comentario, Paco. Como suele decirse es menos importante lo que sucede que la forma en que nos lo tomamos. Como bien dices la protagonista opta por la aceptación-resignación y por disfrutar lo que de positivo pueda tener esa relación en lugar de renunciar a ella o intentar forzar cambios. Que no es una relación al uso está claro, pero si a ellos les compensa...

      Muchas suerte también para ti, ¡nos vemos en la gala!

      Un abrazo grande y feliz domingo.

      Eliminar
  28. Los chats de internet dan para mucho, Julia y veo que tú sabes sacarles bellísimas historias con la cadencia de tu estilo al escribir que nos atrapa. En vilo me has tenido todo el relato con ese Vícto/Jorge que no me parecía trigo limpio por el engaño, aunque la chica lo hubiera pasado por alto. La voz femenina del relato es tan entrañable ... Desde el principio empatizo con ella como si fuera mi amiga y me crispa que sea tan ingenua y confiada. En la casa, los dos solos, me temí lo peor. El tranquilo discurrir entre los dos como personas adultas que son, me va haciendo cambiar de idea.
    Suerte en el Tintero, Julia.
    Un abrazo y muy feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuántos matices extraes del texto, María Pilar, y qué contenta me pone eso. La historia en sí no tiene nada de particular; apelar a esos matices que puedan hacerla diferente es lo que pretendía al escribirla y contigo he conseguido "conectar".

      Como siempre un comentario amable, generoso y constructivo, ¡un millón de gracias!

      Un abrazo enorme, nos veremos en el gala de premios del Tintero :)) ¡Que disfrutes de tu domingo!

      Eliminar
  29. Aquí estoy, querida amiga, después de leer tu nuevo texto. Una vez más debo indicar que tu relato posee la corrección y elegancia a las que nos tienes acostumbrados, amén de una gran belleza; y todo esto ya lo sabía antes de empezarlo...
    De un tema más o menos cotidiano nos regalas, al incluir esos toques tuyos tan originales, una visión que nos hace pensar en que casi todo aquí es novedad, pues al menos para mí así es. ¡Enhorabuena!
    Te deseo mucha suerte en EL TINTERO DE ORO.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido Patxi, qué medicina más efectiva eres para mi autoestima de escritora. ¡Un millón de gracias! :))

      No quería dejar de participar en la última edición del Tintero para esta temporada pero las musas, sin duda pensando ya en las vacaciones, no estaban muy por labor de regalarme un argumento novedoso. En estos casos recurro a historias cotidianas y procuro centrarme en los matices, motivaciones y sentimientos de los personajes. Si el resultado te ha gustado, me alegro muchísmo. Para mí en este caso lo importante es poder estar con David y con vosotros en la gala :))

      Un abrazo enorme y mis mejores deseos de éxito en el concurso también para ti. ¡Nos leemos!

      Eliminar
  30. ¡Hola Julia!
    Qué alegría que hagas un paréntesis para escribir. Como siempre he disfrutado enormemente con la historia, es bonita, interesante y bien escrita.
    Lo mejor es que ambos han sabido entender la relación, la disfrutan cuando toca y esperan sumergidos cen sus vidas cuando no es el momento.
    Enhorabuena y muy feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holitas, Gemma!

      Muy cierto que estaba de vacaciones, pero la ocasión bien merecía el esfuerzo de sacudirse la pereza, poner las neuronas a trabajar y acompañar a David y al resto de participantes en la última gala de la temporada.

      Me alegro mucho de que la historia te haya gustado, un millón de gracias por los calificativos tan generosos que me regalas. Has hecho un resumen perfecto de la esencia de la historia. Creo que no todos servimos para tomarnos así una relación, pero cada persona es un mundo...

      Un beso enooorme y muy feliz verano también para ti :))

      Eliminar
  31. Respuestas
    1. Muchas gracias, Julio. ¡Me alegro de que te haya gustado!

      Un abrazo de verano :)

      Eliminar
    2. Me faltó agregar: mucha suerte en el concurso, que te deje conforme el resultado.
      Ya ahora sí me voy jaja

      Eliminar
  32. Hola Julia, sé que andas de vacaciones, pero no me importa, yo te dejo.... jeje...el comentario...Una historia muy frecuente hoy en día, más de la que nos imaginamos algunas. Son escuchadas, vistas, leídas, escritas y deseadas. Esa doble vida sigue siendo un estímulo para muchos consortes no solo masculinos, también femeninos; ahora además, con internet la búsqueda se hace más cercana, adaptada a gustos y lugares, con servicio de hotel incluido. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holitas, Eme :)

      Me alegro mucho de que me dejes comentario, esté o no de vacaciones; ¡muchas gracias!

      A mí estas historias de internet que llego a conocer de un modo u otro, me llaman mucho la atención. Es un mundo aparte y con resultados muy diversos: algunas salen bien y otras le destrozan la vida a sus protagonistas. Además creo que se rigen por normas diferentes a las que se dan, digamos, en la vida real. Las posibilidades son tantas y a veces tan estrambóticas... Como dices algo cotidiano con lo que convivimos a diario :)

      Un beso enoorme, ¡nos vemos en la gala del Tintero!

      Eliminar
  33. Hola Julia. Saatisfacción y quedar a gusto es el resumen que cualquier lector puedde hacer al final de la lectura de este texto. Todo está en su sitio después de la marejada, aunque el mar de fondo permanezca. Y es que,, en realidad la vida seguramente debe de ser solo eso. Desde luego los personajes del relato representan a la perfección el papel que les toca y la voz narrativa en primera persona y personaje central a su vez , sabe de lo que habla. Un buen trabajo que se agradece

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Javier, y perdón por el retraso en contestar. Ando medio de vacaciones y no voy al día con nada :)

      Te agradezco mucho la lectura atenta del texto y el comentario. Dicen que cada persona es un mundo, así que dos juntas... ¡un universo! El de los protagonistas es muy suyo, pero hay cosas que surgen como surgen y tampoco es que se puedan o se quieran cambiar...

      Un saludo Tintero y hasta la vuelta :)

      Eliminar
  34. ¡Qué bien narrada la vida de "la otra"! Aunque nuestra protagonista no acaba de ser otra víctima, no veo que esté engañada, simplemente acepta lo que hay sin darle demasiadas vueltas. Las relaciones personales son muy complicadas pero tu lo has expresado muy bien. Un saludo y mucha suerte en el Tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu generoso comentario, Bea. Confieso que las relaciones interpersonales, cuando son poco convencionales, me apasionan :)

      Aprovecho para darte la enhorabuena por tu Tintero, muy merecido por cierto. ¡Que lo disfrutes!

      Un saludo y feliz verano.

      Eliminar
  35. Felicidades amiga Julia por tu Mención Honorífica en nuestro Tintero de Oro. Un relato muy bien escrito.
    Besos y feliz veranito Julia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué encanto eres, Isabel, ¡muchas gracias! Estoy muy contenta y muy agradecida a los compañeros :)

      Un montón de besos para ti también y ojalá que tengas un verano súper. ¡Nos leemos a la vuelta!

      Eliminar

Publicar un comentario

Si te apetece añadir algo, sería estupendo que lo compartieras :)