Sombras



Camina despreocupadamente, como solo puede hacerlo quien aún no ha vivido lo suficiente. Se siente hermosa, segura de sí misma luciendo su conjunto nuevo. La luz de las farolas rebota cómplice en su melena ondulada y le arranca notas musicales de color al son de su taconeo contra la acera. Esa noche ha quedado con Rick119, por fin van a conocerse en persona.

Él se limita a observarla, solo eso. Noche tras noche. Aquel cuerpo grácil, casi etéreo, ocupa cada vez más y más espacio en sus pensamientos y en su soledad. No va a hacerle daño, eso quedó atrás, cuando le gritaban más fuerte sus demonios que su cordura. Ahora todos ellos callan adormecidos en un mar químico de pastillas multicolores. Está curado y no es peligroso, o eso dice el informe de la última bata blanca que le otorgó de nuevo la libertad.

Junto al banco acordado hay una figura masculina que no se distingue con detalle, pero ella juraría que no es su cita. ¿Acaso un chaval de diecisiete años puede ser tan corpulento? Empieza a temer que Rick119 le haya estado mintiendo. Si es el caso tendrá que oír cuatro cosas. 

Pero no llegan a cruzar más de dos palabras. Antes de que pueda reaccionar,  la sombra, dotada repentinamente de materia, atenaza por completo su cuerpo como una camisa de fuerza humana. Intenta gritar, zafarse de la mordaza que la asfixia, pero no puede. Siente que una marea de jadeos y excitación animal la arrastra hacia los setos. Sus pies apenas tocan el suelo. 

Despierta rato después, tiritando sobre la tierra húmeda pero indemne. A su lado yace Rick119, de vuelta al mundo de las sombras para siempre. 

Ahora lo comprende: no la ha salvado para ayudarla, sino porque es suya. Y entonces sonríe.

Julia C. Cambil



Comentarios

  1. Qué gran micro, Julia. Una historia de lo más intrigante, tienes un gran don para escribir relatos de suspense y mantenernos expectantes con el desenlace. Me ha encantado. Enhorabuena amiga mía!!!
    Que tengas una muy feliz tarde de domingo. Besotes todos, guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marina, me alegro de que no hayas encontrado el desenlace previsible. Cuando al escribir tienes muy claro cómo va a terminar la historia, tiendes a creer que todos los lectores te están viendo la intención. ¡Me quitas un peso de encima! :))

      También yo te deseo una tarde de domingo muy feliz, así como un comienzo de semana estupendo. Siempre es un placer tenerte en este rinconcito.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Muy bien relatado, y desgraciadamente de ferviente actualidad estas cosas. Ella piensa en que le cantará los cuarenta, mi instinto de supervivencia me hubiese gritado que pegase la vuelta y me largara rapidito. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mari Carmen

      Yo también hubiera salido corriendo a la primera duda, pero la juventud es atrevida, confiada, quizás un poco inconsciente. Supongo que con eso cuentan los que no tienen buenas intenciones.
      Me alegro de que el micro te merezca esos calificativos, ¡muchas gracias!

      Un saludo también para ti :)

      Eliminar
  3. ¡Uff que duro! Acabo de ver una película en tv. de maltrato y me ha dejado un mal cuerpo. A pesar de todo esto ha sido suave, para romper con lo que había visto. Muy buen micro Julia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente este tema está a la orden del día, en todas partes y con diferentes modalidades y grados de intensidad. Me pregunto qué anda tan mal en esta sociedad nuestra que consideramos tan avanzada y moderna :(
      Me alegro de que, a pesar de todo, te haya gustado, ¡muchas gracias, Mamen!

      Un beso y feliz tarde de domingo.

      Eliminar
  4. ¡Impactante relato Julia!
    Cuando supe del reto propuesto por David tuve la intuición de que no todos los relatos iban a ser de humor. De hecho, se percibía que se podría utilizar la sonrisa final de muchas maneras. Y tú lo has realizado aplicando, además, el suspense, la actualidad aplicada a las citas por Internet y a los macabros sucesos sexuales que vienen ocurriendo a chicas y mujeres a lo largo de la geografía española.
    Reto superado con la máxima nota. Enhorabuena.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un millón de gracias, Miguel, ojalá no fuera un tema tan de actualidad. Se me ponen los pelos de punta a cada nueva noticia en este sentido y no parece que avancemos, más bien al contrario. Bueno, en cualquier caso mi relato es ficción y estoy muy satisfecha de que te haya gustado. Efectivamente la risa, como el llanto, puede significar tantas cosas... :)

      Una brazo enorme también para ti y feliz comienzo de semana.

      Eliminar
  5. Ay Julia, hay sonrisas, y sonrisas. Sonrisas de demonios, del mundo de las sombras. Jóvenes, viejos, los violadores nunca se curan. Un mes que además está presente la violencia machista para que la sociedad tome más conciencia de una cruda realidad. Un broche de metal incandescente marcado en la piel de mujeres que aún callan. Crudo relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, Eme, un relato muy crudo cuyo argumento, desgraciadamente, está de plena actualidad. Todos queremos creer en la redención, en las segundas oportunidades, en la curación, pero no sé yo si a los depredadores sexuales alguna vez se les llega a aplacar por completo ese apetito violento y malsano. Ojalá dentro de poco relatos como éste no tengan ningún sentido.

      Un beso grande y muchas gracias por venir :)

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Un ángel guardián un poco oscuro, pero sí, menos es nada, ji, ji.

      ¡Gracias por venir! :)

      Eliminar
  7. Me ha encantado el final. No lo he visto venir. Muy buen relato, Julia. Impactante y tristemente actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haber sido capaz de sorprenderte, Marta. Temía que el final, por un lado que no se entendiera, y por otro que fuera demasiado obvio para todos. Creo que me falta un poco de seguridad en mí misma :))

      ¡Muchas gracias por un comentario tan generoso!

      Eliminar
  8. Nos dejaste sorprendidos a todos, Julia. Creaste un clima que se va acelerando a medida que llega el final. Porque esas citas de Internet, a la noche y en un parque, no son lo más recomendable en estos tiempos.
    Hay sonrisas de todo tipo y la de tu micro no es de las que expresan alegría, o sí: la alegría perversa de la posesión.
    Me encantó, muy bueno tu aporte al reto.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podemos evitar sentirnos influenciados por lo que vemos y oímos a nuestro alrededor, y supongo que de ahí la temática de mi microrrelato. Estos días en las noticias todo son juicios por violación, chicas que desaparecen inexplicablemente tras quedar con alguien o al volver de una fiesta, asesinatos de mujeres a manos de sus parejas... ¡es realmente terrible! Me hubiera gustado escribir sobre otro tipo de sonrisas, pero la verdad es que las musas estaban muy reacias y esto es lo que resultó.

      Me alegro mucho de que te haya gustado mi modesta contribución al reto, Mirella. Siempre tan generosa en tus comentarios, ¡muchas gracias!

      Un abrazo afectuoso de vuelta para ti y ojalá que tengas una semana estupenda. Nos seguimos leyendo :))

      Eliminar
  9. ¡Qué chulo el reto y qué genialmente lo has resuelto! Siempre con ese aura de misterio, esa tensión que caracteriza tu pluma para dejarnos encantados con el giro final.
    Una vez más, un placer leerte.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Noelia. Con comentarios así una se siente más que motivada para seguir practicando en esto de fabricar historias :)) Y sí, la imaginación de David es ilimitada a la hora de proponernos retos interesantes. Es imposible resistirse.

      ¡Un besito enorme también para ti!

      Eliminar
  10. Magnífico micro, Julia, que me ha mantenido en vilo hasta el final, un final que no esperaba. Una cita con sorpresa y un mensaje desgraciadamente muy actual. Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tu generosidad a la hora de leerme, Josep. Por experiencia sabes bien lo difícil que resulta tener tan limitado el número de palabras disponibles (a mí al menos me lo parece) así que haber conseguido interesarte y sorprenderte como lector ya me pone más que contenta. Ojalá el argumento fuera pura ficción en lugar de actualidad, yalo creo :(

      ¡Un abrazo también para ti!

      Eliminar
  11. Me ha parecido una buena historia bien trabajada, tratando de llevarnos por otro lado, gracias a ese giro magistral que cierra este círculo de suspense y posesión.
    Creo que tu dominio del género gótico y romántico, nos muestra claramente tu sello personal como escritora.
    Te felicito, apreciada Julia, también por tu constante superación a la hora de ir enriqueciendo cada vez más tus textos.

    Confiemos en que esta lacra social de la violencia machista desaparezca lo antes posible.

    Un beso de lunes y buen inicio de semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario, Estrella, ¡eres un sol!. Resulta imposible sustraerse a una realidad que cada día nos hiere con nuevos casos en los noticiarios. A todos, antes o después, nos sale por los poros, y escribir sobre ello es una forma de lamento también.

      Un beso grande, me dejas la autoestima por las nubes jajajaja.

      Eliminar
  12. Interesante propuesta, Julia. Has sabido transformar una sonrisa en algo terrible. Aunque si te digo la verdad, algo se me escapa de este relato. No sé si he llegado a entenderlo. Leo los comentarios y no parece que nadie más tenga dudas acerca de su contenido, pero te diré que el final me ha desconcertado bastante. Hay algo oscuro que no llego a aprehender. Pero el tono general me ha gustado y tampoco soy yo de las que necesitan que se les dé todo mascado... aun así...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa

      Si la historia no se entiende del todo es solo culpa mía que no he sabido hacerlo mejor. Utilicé la cursiva para darle vida al tercer personaje, a ese que acecha en la oscuridad y que al final se ve obligado a intervenir para defender al objeto de su obsesión, pero parece que no ha sido suficiente el cambio de letra. Otros lectores tampoco tienen claro el final y te agradezco infinito tu sinceridad porque es muy importante conocer la opinión de quien lee.
      En cualquier caso me alegro de que te haya gustado, ¡un millón de gracias!

      Besos de jueves.

      Eliminar
  13. Ufff Julia, menos mal que te leo porque ya volvía a tener "mono Cambil" . ¿Y lo mejor de todo? Que por mucho que lea relatos tuyos, el nuevo siempre supera al anterior.
    Hoy, todo junto en pocas letras: atrevimiento juvenil, esquizofrenia, oscuras pasiones, y... sonrisas.
    Lo peor de todo es que dan igual las intenciones, nadie debe sentirse legitimado para ser el dueño o guardián de otra persona.
    Se me eriza el vello pensando que tengo una hija que aún debe pasar por tantas experiencias hasta alcanzar la madurez...
    Muchos beso Julia. Por favor, no tardes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente, Macarena. Las cosas que se oyen en las noticias, todos esos casos terribles que cada vez se hacen más frecuentes y que nos hacen temer por nuestras hijas o, en mi caso, sobrinas, erizan el vello. La gente joven es atrevida, un poco inconsciente a veces, y es difícil inculcarles una cautela que, por otra parte, no debería ser necesaria si no hubiera tanto pereturbado suelto. En fin, confiemos en que, poco a poco, las cosas vayan mejorando en este terreno.

      Te agradezco infinito el comentario tan cariñoso y generoso que me has dejado. Así da gusto :))

      ¡Besitos a montones, guapa!

      Eliminar
  14. Qué bien has llevado la historia, querida, Julia, el suspense se palpa desde el principio, además de ser aleccionador para tener en cuenta sobre todo, en gentes jóvenes que confían en alguien sin conocer, por estos lares virtuales. Dotaste a él con una nueva oportunidad, sin embargo, no estuvo a la altura, ¿o si? El final inesperado, lo que hace tu relato para mí, enigmático y fantástico, y aunque tengo dudas sobre esa sombra, saqué una conclusión; Rick119 la quería como suya, no tenía otra intención que observarla y admirarla desde lejos, quien la ataca es otro. Ella, aparece indemne porque esa sombra (él) al salvarla, fue asesinado por el violador (otra sombra.) De ahí, la sonrisa de ella al comprender...

    Buenísimo el clima creado, Julia.
    Un abrazo enorme, guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, mi querida Mila :)

      La interpretación que tú has hecho es perfectamente factible y, de hecho, enriquece el texto. Es lo bonito de la literatura, que toca los resortes de cada cual de diferente manera. El final ha resultado algo confuso para otros lectores y de ello deduzco que no me he explicado tan bien como debiera. Mi intención al escribir la historia era presentar a un depredador que sigue a la chica, que está obsesionado con ella y que al verla en peligro, decide "salvarla" para que nadie toque lo que es suyo. Rick119 no es más que una de esas personas con malas intenciones que conciertan citas por internet con gente joven valiéndose de su inocencia y, a veces, su poca prudencia. En esta ocasión le salió mal la jugada porque había alguien más que era, como poco, tan oscuro como él mismo y que acaba eliminándolo de la ecuación. Quien sonríe es él al comprender que se engañaba: no está curado, de hecho ha encontrado una nueva víctima a la que acosar y quién sabe qué más en el futuro...
      Como ves hay un ligero matiz en tu versión y en la mía, pero la esencia es la misma.

      Muchísimas gracias por tu comentario, siempre generoso. Estoy feliz de que te haya gustado a pesar de ser tan macabro :))

      ¡Besitos a montones, linda!

      Eliminar
  15. "Ahora lo comprende: no la ha salvado para ayudarla, sino porque es suya. Y entonces sonríe". Ojo que igual es una forma de violencia el hecho de creernos (literalmente) dueños de otra persona. Aunque en el contexto amoroso, se permiten ciertas licencias que uno acepta, impone o cede con gusto. Como se dice, el amor es una forma de locura socialmente aceptada.
    Te dejo un abrazo, tocaya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Julio. Hay muchos tipos de juegos de pareja, pero siempre es necesario el acuerdo entre las dos partes. En el relato la pobre chica no tiene opciones de opinar nada. Su acechador es un pirado que ni por asomo está "curado" y su cita de internet resulta ser no otro adolescente, sino un adulto y un violador. Mucha mala suerte junta, pero a veces sucede... :((

      ¡Gracias por leer, tocayo! Un abrazo también para ti.

      Eliminar
  16. Qué intriga, Julia, me has tenido enganchado hasta ese final que, aunque se supone que ya íbamos a conocer, nadie adivinó. Lo que más me gustó fue la introspección de los personajes; ese vaivén de ideas que colapsa con el fantástico final me pareció muy acertado, al igual que el remate a medio masticar, genial. Felicidades, Julia, muy buena escritura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Pepe, con comentarios así me considero más que pagada por el tiempo que haya podido invertir en escribir el relato :)) Cuando decís que he conseguido crear suspense me siento particularmente satisfecha porque tuve que eliminar muchas palabras para cumplir con el reto y, a veces, acortando acortando, se pierde la esencia de lo que querías contar. Es un placer contar con tus opiniones.

      ¡Un saludo también para ti!

      Eliminar
  17. Bueno Julia, si que nos traes un buen micro de suspenso. Nos llevas al mundo de las sombras, al menos eso entendí.

    Rick119 , atacante sexual, creo que el número va por todas las víctimas .

    La chica, que era su próxima víctima, es rescatada por la corpulenta figura masculina, un loco obsesivo, que fue dejado nuevamente en libertad , el cual devuelve a Rick, al mundo de las sombras para siempre.

    Julia me parece que tu micro trata de una persona con dos identidades, el depravado sexual que quiere poseer (Rick), y el mirón obsesivo que prefiere contemplar, (el corpulento). Ambas personalidades luchan por mantenerse a flote, y ambas son sombras. Lo mismo, la chica también podría ser una sombra.

    Por otro lado, las dos sombras, la que agrede y la que "supuestamente" salva, bien podrían significar los miedos internos que tenemos las mujeres hoy día, siempre nos sentimos víctimas, ya sea de uno o de otro tipo de depredador. A merced de una sociedad putrefacta y extremadamente machista, seguimos siendo objeto de intercambio y de mero placer sexual.

    Pero también el final puede significar, que él se da cuenta que ella era su sombra, por eso lo de que es suya.

    Bueno aqui lo dejo, espero no estar mas desquiciada que el que "Está curado y no es peligroso, según el informe...", ja, ja.

    Caray Julia, si que me has dado mucho que pensar con esta excelente participación, siempre son contundentes tus finales.

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De desquiciada nada, Harolina, estás más que cuerda y centrada!! jajajaja. Sabes? has hecho una interpretación del texto que me ha dejado con la boca abierta, ¡lo has mejorado mucho! De hecho tu idea merecería reescribirlo, esta vez bajo tu perspectiva y pudiendo usar más palabras. Sería más complejo pero mucho más interesante, lo digo con total sinceridad :))

      En realidad yo he sido mucho más simple, más literal. Con eso quiero decir que lo que se muestra es lo que hay. Son tres personajes diferentes: una chica joven y bastante incosnciente que acude a una cita por internet, Rick119 que ha simulado ser un adoleceste para para poder quedar con ella en persona y que en realidad es un violador y una "sombra" que acecha a la chica desde hace días, que está obsesionado con ella y que al verla en peligro interviene y elimina a su agresor. No es por altruismo, es porque sigue siendo el mismo perturbado al que los médicos creían haber curado y la considera suya. Lo que yo decía, más simple e insulso jajajaja.

      Te agradezco infinito que hagas lecturas tan atentas y profundas de los textos y que me regales tu tiempo plasmando tus percepciones por escrito. Eso es pura generosidad :))

      En lo demás totalmente de acuerdo contigo, vivimos en una sociedad que no avanza en el destierro del machismo, y eso hace que las mujeres sigamos siendo consideradas en muchas ocasiones como inferiores y, por tanto, "usables".

      ¡Un abrazo enooorme también para ti, Harolina!

      Eliminar
  18. Hola Julia, un micro interesante y enrevesado, sobre todo el final. Aún lo estoy analizando y pienso que en cierta forma fueron salvados los dos. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría verte por aquí, Mery, hacía mucho tiempo :))

      Por los comentarios tuyo y de otros lectores, he comprendido que el final, o incluso el desarrollo del micro, no ha quedado muy claro. Cuando hay que condensar mucho a veces pasa, que hay que sobreentender tanto que se acaba por no entender completamente. Es culpa mía, desde luego. En el comentario que precede justo al tuyo le explico a Harolina lo que deseaba contar, tal cual, por si deseas aclaración :)

      Un abrazo grande y muchas gracias por leer.

      Eliminar
    2. Buen día Julia, gusto en saludarte, muchas gracias por tu aclaratoria del texto. No siempre es malo que el texto se preste para muchas interpretaciones, incluso puede resultar muy bueno el que lo permita. Éxitos y bendiciones!

      Eliminar
  19. Se puede decir que nuestra protagonista salió de la sartén para caer a las brasas. ¿Descubrirá alguna vez quién se esconde tras su ángel guardián?
    Un relato muy duro, Julia, que trata a la perfección los peligros a los que están expuestas las mujeres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has resumido a la perfección, Bruno. No sé si alguien puede tener tan mala suerte como la protagonista, pero supongo que sí. Yo, para tener un ángel guardián tan oscuro, casi preferiría no tener ninguno. Mucho me temo que antes o después pasará de ser una mera sombra a alguien tangible con no muy buenas intenciones.

      Muchas gracias por leer, ¡un abrazo también para ti!

      Eliminar
  20. Hola, Julia. Has logrado un clima estremecedor. El final me deja pensando que ella no comprendió en qué se metió. De otra forma no se explica su sonrisa. Y él, de vuelta en el mundo de las sombras, es un potencial peligro que deja al lector con los pelos de punta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mirna

      Tú, como otros lectores, has hecho una interpretación del relato diferente de la que estaba en mi intención transmitir. Eso sin duda habla de que el texto necesita un retoque, je, je.
      Quien sonríe no es ella, sino su acechador, esa sombra que la ha seguido y que la ha salvado de su agresor. Pensé que el uso de la letra cursiva en las partes que se referían a la sombra, a su historia y sus pensamientos, era suficiente para disipar la confusión, pero me temo que he sido demasiado sutil y que no ha sido suficiente.
      En cualquier caso me alegro si te ha gustado, ¡muchas gracias por leer!

      Un beso.

      Eliminar
  21. Afff Julia, si te digo que no estuvo intenso y trepidante te miento. Claro que me gustó mucho, pero me dejo de vergüenza y te lo digo enseguida: no estoy segura por qué la sonrisa al final. Si la víctima no es víctima nada o si todo formó parte de una fantasía jijijiij soy de las pocas, según leo los comentarios, que ha quedado con la duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fany, un gusto verte por aquí :)

      Como les decía a otros lectores, creo que la interpretación del relato se presta a confusión y a algunos os ha dejado un poco "descolocados". Yo tenía muy claro en mi cabeza quién era quién, pero no lo he sabido transmitir.

      La chica no sonríe, es el perturbado que la acechaba y que la seguía quien lo hace. La ha salvado de su agresor, Rick119, una pésima cita de internet, pero no porque sea una buena persona, sino porque considera que ella es de su propiedad. A pesar de lo que dijeran los médicos sigue siendo un enfermo suelto por la ciudad... Espero que ahora sí haya sido capaz de explicarme. La letra cursiva se refiere siempre a esta "sombra" dañina.

      Muchas gracias por leer y por darme tu sincera opinión, Fany.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  22. Hay sonrisas que no tienen ninguna gracia, como la del final de tu relato.
    Suspense muy bien llevado y con un final que pone los pelos de punta.
    ¡Enhorabuena!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Paloma, ¡me alegro de que te haya gustado! A mí me encantan las sonrisas, creo que son de esas cosas que no cuestan nada y que sin embargo aportan mucho. Pero como tú dices, algunas van aparte y no tienen nada de amables. Los locos y los sádicos malintencionados también sonríen mientras piensan vaya usted a saber qué...

      ¡Un beso grande!

      Eliminar
  23. Hola, Julia
    Una historia para enmarcar en el tema de la violencia. Conmovida por la fuerza de tu relato y el talento para crear personajes. Me encantó el boceto de la chica: "despreocupada como quien no ha vivido lo suficiente". Y los matices profundos donde se ve la esencia del personaje: los demonios adormecidos, callados...PERO VIVOS. Y esa sonrisa ladina, que pone de relieve las falacias de dolemcias que , me parece, son taras esenciales. Excelente manejo del relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, beba, muy agradecida por un comentario tan generoso. Me hubiera encantado tener más palabras a disposición para poder ahondar en esos matices a los que aludes y que tan interesantes me parecen en los personajes, pero el reto es como es. Ya habrá otras ocasiones :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  24. Buenos días Julia.
    El título ya es premonitorio.
    El tema pone la piel erizada.
    Las citas por Internet son peligrosas, además de que se suele mentir como el Rick119, aunque no me gusta generalizar ni demonizar... al fin y al cabo, por aquì no nos conocemos personalmente y formamos un grupo de intercambio enriquecedor.
    El giro final de tuerca estupendo, así que la presa era suya... dos depredadores al acecho de una joven demasiado confiada.
    ¡Lo que da de sí una sonrisa Julia!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holitas, Isabel

      Totalmente de acuerdo contigo en que no se puede generalizar. Las buenas personas lo son en todos los ámbitos y las taimadas que tienen malos instintos y deseos de engañar, también. No obstante la prudencia es más que recomendable a la hora de tener citas con personas a las que no conocemos más que virtualmente y quizás los jóvenes, por su talante confiado, no observen suficientes precauciones. Es el caso de la prota de mi relato :(

      Me alegro mucho de que consideres que he rentabilizado bien la sonrisa que nos otorgaba el reto. Para un relato está bien; en la realidad las prefiero, las sonrisas quiero decir, más francas y luminosas :)

      ¡Un beso y feliz tarde!

      Eliminar
    2. Por supuesto Julia, toda prudencia es poca.
      Un pedazo de sonrisa para ti :))

      Eliminar
  25. Ay, Julia. Has creado una ambientación unas sensaciones, que iban creciendo a pasos agigantados, y como lectora esa expectación se iba introduciendo e incrementando esperando que no sucediera nada malo, es realmente bueno, Julia, lo mucho que has transmitido con esta escena y la oscura y terrible historia que aguarda detrás. Estupendo. Ojalá que todos estos chicos que quedan por internet, que crean vínculos de un día tan fugaces, con personas que ni siquiera saben su verdadero nombre, pensaran en todo lo malo que les puede pasar.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holitas, Irene!

      Siento haberte causado desazón con el micro, aunque espero que me hayas perdonado al leer el final y quedar la chica a salvo (por el momento) de todo :))

      Realmente las citas por internet son hoy de lo más normal, y seguro que la mayoría termina bien, pero hay que tener mucho cuidado. Las gente joven, como tú dices, no suelen pensar en negativo, no son conscientes de las cosas malas que les pueden pasar, así que pueden llegar a ser temerarios.

      ¡Muchas gracias por tu visita y tu comentario!

      Besitos de viernes y buen finde, preciosa.

      Eliminar
  26. Los psicópatas no son locos, no están enfermos, por lo tanto no tienen "cura"... por eso no sabemos realmente qué hacer con ellos (y ellas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es un tema bien complicado. Son seres humanos con problemas, pero cerca de ellos no están a salvo el resto de las personas. Tampoco hay muchas esperanzas de que cambien, así que...

      Muchas gracias por leer y participar, celebrador :) ¡Buen día!

      Eliminar
  27. Buenos días, Julia.
    En éste micro realizas un gran trabajo al entrar en el inframundo de un enfermo mental. En éstas citas en internet nunca se sabe y más con toda la información de la que disponemos por las noticias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Lola :))

      Me alegro de que te lo parezca, es un tema que me llama mucho la atención. Bueno, en realidad como todo lo que supone psicología y formas "complicadas" de ser de los seres humanos.

      Esta es la era de la información, en todos los sentidos, y aún así actuamos muchas veces como si no quiséramos saber. Me cuesta creer que la gente joven no sea consciente de los peligros a los que se expone con este tipo de citas, nocturnas y en secreto, pero parece que así es en ocasiones...

      Muchas gracias por venir, me ha dado mucha alegría. ¡Un abrazo enorme también para ti!

      Eliminar
  28. Es una sonrisa bastante oscura, como todo el texto tan bueno como actual. Me gusta mucho que los motivos para salvarla no sean ilusorios y edulcorados sino que tengan una vuelta más: la vida a salvo pero aún...
    Son historias que sirven para concientizar como se dice ahora.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juana :)

      Tal y como nos decía David al proponer el reto, hay muchos tipos de sonrisas. Yo me decanté por una oscura; se ve que el día que escribí el micro las musas andaban un poco tétricas. En cualquier caso tienes toda la razón, es una historia tristemente actual y el texto sirve como llamada de atención.

      Muchas gracias por acercarte y comentar. Me alegro de que te haya gustado

      ¡Un abrazo también para ti!

      Eliminar
  29. Prefiero la sonrisa clásica!!!
    Un abrazo Julia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también, David, pero mis musas van por libre al parecer :P

      Gracias por venir, ¡un abrazo también para ti!

      Eliminar
  30. Hola Julia

    Un relato casi imposible en tan poco espacio. Al acabarlo parece mentira que solo tenga 300 palabras. Me han gustado también los comentarios con la gama de posibilidades que abre tu historia.
    Enhorabuena.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, paola, tu comentario me reconcilia con la posibilidad de que el final tenga muchas interpretaciones porque yo no haya sabido transmitir bien lo que deseaba. No hay duda de que los comentarios de los lectores son necesarios para aprender.

      ¡Un saludo afectuoso también para ti!

      Eliminar
  31. Hola Julia! Al comienzo del relato me pareció que estaba con Jack el Destripador detrás. Jijiji.La cabeza te sitúa en lugares extraños...Magistral relato.gracias.Saludosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotras por la visita y el comentario, Búhos. Ya quisiera yo que mi personaje fuera "tan bueno y tan malo" como Jack, ji, ji.

      ¡Un abrazo enorme!

      Eliminar
  32. Hola Julia buen relato acorde al reto propuesto por David.
    Cuando te leía sí he imaginado esos tres personajes, la cita del falso adolescente y el depredador medicado, escondido, espiando a su chica. La situación y la chica ingenua e irresponsable me ha puesto de los nervios, demasiado real y muy bien llevado el climax. El giro final me ha gustado aunque he tenido que leer un par de veces para saber quién hablaba de posesión. Muy bien conseguido con un número limitado de palabras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Conxita, qué alegría tenerte aquí :)

      Sé que el final no ha resultado claro para muchos lectores y, tratando de leerlo como si no lo hubiera escrito yo, lo comprendo perfectamente. Por lo demás parece que el resto sí que lo has interpretado como yo lo había ideado. ¡Me alegro mucho!

      Respecto a lo que comentas de las mujeres confiadas en exceso, yo tampoco comprendo cómo, ante ciertas situaciones, no les saltan todas las alarmas y salen huyendo. Imagino que eso va en el carácter, pero puede resultar peligroso en ocasiones, y es triste.

      Muchas gracias por tu tiempo, que sé que últimamente no te sobra, y tus generosas palabras :))

      ¡Un beso!

      Eliminar
  33. !Que relato más impactante, Julia! la atmósfera me encantó, porque me mantuvo con ese nivel de suspenso a lo largo de la historia. Pobre chica, de nuevo cayó en las garras. .
    !Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Yessy. Al final la sonrisa me quedó un poco siniestra, pero las musas mandan, je, je. ¡Me alegro de que te haya gustado!

      Un abrazo enorme también para ti :)

      Eliminar
  34. Je, je, je... Te prometo que cuando planteé ese final de sonrisas, ya imaginaba que tu relato nos ofrecería una sonrisa macabra, algo que me encanta. Un historia poderosa que le da una doble vuelta a la figura del psicópata. Por un lado, parece que ha conseguido dominar su pulsión, pero finalmente lo que ha hecho es darle una nueva vuelta aún más siniestra. Este tipo de historias son desde luego mis favoritas. Un fuerte abrazo! Ju, ju, ju...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, David, parece que nos vamos conociendo ja, ja, ja. De entre las posibles salidas al reto ninguna de las que se me ocurrió incluía una sonrisa de las "luminosas". Bien por tu intuición :))

      La verdad es que me encantaría saber, a nivel teórico, qué siente una persona tan perversa/enferma como la de mi relato. Ni siquiera sé si mantienen en algún momento esa lucha por mantenerse en el buen camino y no hacer daño a nadie, pero me llama mucho la atención. Humanos y complejidad, un binomio que da mucho de sí a la hora de escribir :))

      Me alegro mucho de que te haya gustado, ¡muchas gracias!

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  35. ¡Hola Julia!
    Llego muy tarde, ainnnns.
    Me ha encantado el relato, y a la vez me ha dado miedo. Me asustan esas citas con desconocidos en un parque oscuro y solitario. Si quieres quedar con alguien desconocido elige un centro comercial, en hora punta, digo yo. O una cafetería concurrida. Y me ha dado pánico el observador, ufffff. Que sí, que la ha salvado, pero,¿con qué intención? ¿Las pastillitas multicolores funcionaron de verdad? Es un tema muy de actualidad y siempre insisto a mis hijos en esto: no paséis solos por sitios oscuros o solitarios(que nos llamen que vamos a buscarlos), no vayáis leyendo el móvil por la calle si está oscuro(o por la calle en general), si os parece que alguien os sigue entráis en un bar o tienda o algo...soy pelín paranoica.

    Me ha encantado tu manera de resolver el reto.
    Muy feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holitas, Gemma :))

      No eres paranoica, solo una madre precavida que se preocupa por sus hijos. Se oyen tantas cosas que parecen increíbles que una ya no puede evitar ponerse en lo peor y temer por los suyos, especialmente si son jóvenes y, por tanto, más inexpertos y confiados. Ojalá no hubiera que ir con tanto cuidado por la vida. Y sí, estoy contigo en que si se queda con extraños, ha de ser en lugares públicos, concurridos y bien iluminados, ¡por si acaso!

      Me alegro mucho de que te haya gustado, ¡gracias guapa!

      Besitos a montones y feliz día también para ti :))

      Eliminar
  36. Una de las mejores cosas que tiene este concurso es la diversidad de micros que atrae y el tuyo es una historia muy diferente.
    Un abrazo Julia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carla. ¡Bienvenida al blog!

      Estoy de acuerdo contigo, es súper interesante que con elementos comunes a cada uno se nos ocurra una cosa diferente. ¡Viva la variedad!
      Mil gracias por venir y por tu comentario :)

      ¡Un abrazo de vuelta para ti!

      Eliminar
  37. ¡Hola, Julita! Lo he leído un par de veces porque se me hacía difícil entender que había tres personas, pero después he entendido que encaja a la perfección.
    Mejor imposible esa giro final que estoy segura que nadie se espera y que lleva a pensar que no hay mal que por bien no venga, más aún tratándose de una vida humana.
    De todos los temas que aúnas en tan pocas letras: obsesiones enfermizas, citas entre internautas, violencia de género... me quedo con lo que supone la "frase obligada" , ¿o acaso no cambia todo cuando lo acompañamos de una sonrisa?.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holitas, mi querida Chelo :))

      En esta ocasión me parece que enredé un poco las cosas y no quedaron muy claras para todo el mundo. Suerte que sois lectores generosos que le ponéis ganas. ¡Muchas gracias, guapa!

      Ya lo creo que sí, todo cambia con una sonrisa, incluso aunque no sea para bien. Hay gente que cuando te sonríe parece que se burla de ti... o al menos esa sensación tengo. Y otros que lo hacen con superioridad, como perdonándote la vida. Mi prota sonríe como los gatos se relamen, anticipándose al placer de la caza... Pero ninguna de ésas es tu sonrisa, estoy segura. La tuya es siempre luminosa :))

      Un besazo enoooorme también para ti. ¡Feliz viernes!

      Eliminar
    2. Buenos días, Julia. Me pasaba por aquí por si había un relato nuevo, lástima que no. Lo bueno del texto es que cada lector interpreta algo diferente cada vez. Lo del depravador de internet que, a la vez es un psicópata es algo que ya de por sí da bastante miedo. Tememos a lo desconocido. Interpreté que Rick asesinaba a su cita y volvía al mundo de las sombras (a pesar del alta médica seguía enfermo de su patología)

      Eliminar
    3. Hola Lola, y perdón por el retraso en contestar. Tengo el blog muy abandonado, pero es que estoy de mudanza y ya te puedes imaginar el jaleo y el poco tiempo que tengo. Dentro de unos meses me alegraré de esta aventura de cambiar de ciudad, pero ahora mismo lo que predomina es el agobio.

      Como bien dices el texto cada uno lo interpreta a su manera, y eso es genial, pero en mi intención estaba hablar de dos personajes oscuros: Rick, una cita malintencionada de internet que encontró la horma de su zapato, y el psicópata que evita el peligro eliminándole pero que a su vez es un nuevo peligro para la chica. Hay muchos motivos para ayudar al prójimo, y no siempre son bienintencionados...

      Espero que tú estés muy bien y que pronto pueda estar de nueva entre vosotros "letreando" :))

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Si te apetece añadir algo, sería estupendo que lo compartieras :)